Hi ha alternatives: propostes per a crear feina i benestar social a Espanya

Vicenç Navarro, Juan Torres López i Alberto Garzón Espinosa han creat aquestes propostes amb la col·laboració d’ATTAC i amb un pròleg de Noam Chomsky en resposta a l’aprofitament especulatiu dels mercats davant la crisi.

Hay Alternativas.pdf

Anuncis

Situació i futur de la democràcia- Entrevista a Noam Chomsky

Una mirada al Reino Unido, Estados Unidos y Europa.

Pregunta: ¿Hasta qué punto son libres y democráticas nuestras sociedades?

Noam Chomsky: Atendiendo a estándares históricos, estas sociedades son bastante libres. Son democráticas en el sentido de que tienen elecciones formales que no están amañadas y todo eso. No son democráticas en cuanto a que hay otras fuerzas, que no tienen nada que ver con lo popular, que afectan de manera determinante a quién puede presentarse a unas elecciones. Estados Unidos es el caso más extremo a este respecto. En este momento, las elecciones en Estados Unidos están básicamente compradas. No puedes presentarte a unas elecciones a menos que dispongas de una enorme cantidad de capital, lo que significa que, aunque no representan ni al 1% de la población, son sobre todo las grandes corporaciones las que proporcionan ese respaldo de capital. En las elecciones de 2008, por ejemplo, lo que llevó a Obama a la victoria final fue una sustancial ayuda procedente de instituciones financieras que son ahora el núcleo de la economía. Se estima que las próximas elecciones costarán unos 2.000 millones de dólares, y solo hay un sitio al que acudir en busca de una suma de dinero semejante.

Antes solía haber un sistema de asignación de puestos en los comités del Congreso a los que se accedía por veteranía y todo eso. Ahora mismo, generalmente se exige que quienes aportan fondos estén en el comité del partido, lo que significa que incluso esos puestos están, en gran medida, comprados. Esto significa que la opinión popular está mucho más marginada. Esto se ve muy claro en cualquier asunto del que se trate. Se dice que el gran problema ahora mismo, a nivel nacional, es el déficit. Pues bien, la gente tiene ideas sobre cómo acabar con el déficit. Por ejemplo: gran parte del déficit es el resultado de un sistema de salud altamente defectuoso cuyo coste per cápita es cerca del doble que en otros países y que, en modo alguno, obtiene mejores resultados; de hecho, los resultados son bastante más pobres. La población se ha mostrado desde hace tiempo a favor de cambiar a un tipo de sistema nacional de salud, que sería mucho menos caro y (a juzgar por los resultados) nunca peor, incluso puede que mejor. ¡Solo eso ya eliminaría el déficit! ¡Y ni siquiera se ha considerado!

Continua llegint

Condemnem conjuntament la violència

En resposta a certes actituds violentes per part d’un petit grup de manifestants a la convocatòria del 15 de juny d’Aturem el Parlament, l’únic que es pot dir és que són actituds condemnables. Més o menys en la tònica de la resposta posterior d’Artur Mas. Tots hem de condemnar la violència, encara que sigui verbal o en forma de pots de pintura.

Ara bé de violència n’hi ha de molts tipus, una que és molt fàcil de criminalitzar com la d’ahir. I una altra que resta més oculta. M’explico. Si entren alguns energúmens a casa nostra i la comencen a destrossar es tracta de violència. Fàcilment visualitzable i, per tant, punible i condemnable. No obstant, què passa quan es desmantella el que durant molt temps ha costat construir entre tot un país, com bé deia l’Artur Mas? Ara mateix s’està desmantellant la sanitat pública. Poso uns quants exemples concrets i reals sense situar-los concretament per no citar al·ludits ni responsables.

Què passa quan per anar a un especialista al CAP quan abans trigaves entre 30 minuts i 1 hora de retard, ara en tardes 2 hores?

Continua llegint